Cámbiate a ti mismo. Cambia tus miedos y cambiarán tus negocios

Como líderes o colaboradores, en ambas condiciones la adaptación al cambio en una organización genera muchas situaciones de transición que afectan ligeramente o muy profundo el clima de la empresa y por ende los resultados que se esperan alcanzar.

Para la adaptación al cambio se requiere de modificar si fuera necesario la propia conducta para lograr determinados objetivos cuando surgen dificultades, nueva información o cambios en el medio, ya sean del entorno exterior, de la propia organización, del cliente o de los requerimientos del trabajo en sí.

Quienes  dirigen el cambio deben realizar un esfuerzo para eliminar temores y mitos y explicar a sus colaboradores que es un proceso necesario en todos los ámbitos de la vida, y que en el contexto laboral permite el crecimiento personal dentro de la organización, observar una evolución en las áreas de operación, e innovar en los métodos y estrategias utilizadas.

Es importante tomar en cuenta que, ante procesos de cambio es normal que existan muestras de resistencia, pues lo desconocido genera miedo e inseguridad, el salir de la zona de confort no es muy cómodo, si reconoces que te es difícil salir de tú zona de seguridad,  imagina a tus colaboradores a quienes debes solicitar que se ajusten de un día a otro a las nuevas tendencias, a los nuevos lineamientos corporativos para continuar siendo una organización exitosa y competente en el mercado actual.

Entonces ¿por dónde empiezo para que la habilidad de adaptación que tanto se requiere en las organizaciones se genere en los integrantes de mi empresa?

Te doy los tres pasos indispensables para iniciar el cambio y por ende estar preparados como camaleones para adaptarse a los diferentes escenarios que en la organización se presenten.

  1. Debo reconocer que el primero en cambiar debo ser YO MISMO.
  2. Para este cambio, debo decidir iniciar el cambio, este cambio es un paso a paso.
  3. Debo ser congruente con mis acciones en cada cosa que haya decidido cambiar.

El cambio al que me refiero en los tres pasos anteriores, es en la inversión de ti mismo, es importante que como individuo te conozcas detalladamente para lograr desarrollar tus competencias como líder que serán tus instrumentos para dirigir a tú equipo ante los cambios empresariales.

La adaptación al cambio es un proceso y como proceso, para que sea exitoso debes tener presente generar una  comunicación asertiva entre todos los integrantes de la organización, esta habilidad es indispensable para reducir la resistencia al cambio.

¿Qué debo comunicar como líder a mis colaboradores? … lo que quieres y esperas de ellos.

1.Comunica los beneficios que representan para todos los integrantes de la empresa.

Informa con claridad las modificaciones que se van a implementar, los motivos que los llevaron a tomar las decisiones, cómo afectarán estas su labor y cuáles son las ventajas y las desventajas del cambio que está por venir. Esto reduce los altos grados de ansiedad y muestras de dificultad para adaptarse al cambio por parte de los colaboradores, ya que su percepción de encontrarse en peligro y negarse a los nuevos escenarios, se minimiza ante la visualización de los beneficios personales y organizacionales.

2. Comunica el reconocimiento que tienes con los colaboradores en su sentimiento de incertidumbre ante lo desconocido. 

La empatía es una habilidad que en tu autoconocimiento desarrollas y que te ayuda a comprender las emociones y sentimientos que experimenta tu equipo de trabajo, con ello logras generar en tú equipo la confianza de que cómo líder entiendes cómo se sienten pues tú ya pasaste dicha etapa, la superaste y estás listo para guiarlos.

3. Comunica tú certeza, tú convicción y el de la organización en la capacidad de todos sus miembros ante el nuevo reto.

Las personas evitan tener contacto con su nuevo entorno, y se aferran a antiguos procesos y creencias, pero si cuentan con el apoyo necesario pueden empezar a realizar una valoración de las ventajas y desventajas que ofrece el cambio y su mecanismo de defensa es transformado por nuevos patrones de pensamiento y en su comportamiento. Sé constante en comunicar a tu equipo la certeza que tienes en su capacidad como profesionales para la ejecución de las distintas tareas.

4. Comunica a tus colaboradores la satisfacción que sientes ante la apertura y disposición que han demostrado para aceptar los cambios.

Con esta acción verás en tu equipo el inicio ante la renuncia a la resistencia y un interés por adquirir los conocimientos necesarios para afrontar el cambio y adaptarse al mismo.

 

Una vez derribados los miedos, los mitos, es importante desarrollar en las personas aquellas competencias que les faciliten la adquisición de nuevas habilidades y herramientas que serán necesarias una vez implementado el cambio.

En resumen, adaptarse al cambio constituye un proceso de aprendizaje, donde unos requieren más apoyo que otros. Lo fundamental es transmitirle a la organización que los cambios son necesarios para crecer en conjunto y que solo por medio de la renovación se puede garantizar la mejora continua en un mundo cambiante y acelerado, donde lo que hoy es nuevo, mañana puede ser obsoleto.

Finalmente, es indispensable trabajar en el tema de la adaptación al cambio sobre la base de una comunicación clara y fluida, con ello el cambio se generará ante un menor grado de resistencia en la empresa. Invertir en esta habilidad en ti y en tú organización proporcionará una apertura al desarrollo de una nueva cultura organizacional con lo que creará una identidad corporativa con la cual los colaboradores se sentirán seguros y orgullosos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *