En forma de nuevo

Reprográmate  rompiendo patrones y modelos mentales que te limitan a alcanzar tus objetivos personales y profesionales.

Aquí tienes 4 maneras de unir tu mente y tu cuerpo:

1.Atiende a tu cuerpo mientras te mueves

Una manera en la cual separamos mente y cuerpo y nos disociamos del momento presente es que constantemente pensamos en cosas diferentes a las que estamos haciendo, ejemplo estás haciendo tu rutina de ejercicio, estás comiendo  pero estás pensando en lo que tienes que hacer más tarde, y con ello no vives el momento y las experiencias que tu cuerpo y mente deben disfrutar simultaneamente.

Te invito a que conscientemente empieces a traer tu mente a tu cuerpo. Por ejemplo, mientras vas caminando, siente como se apoya el peso en tus pies. Siente qué hacen tus rodillas, tus caderas, tu columna, al respirar siente como entra el aire por tu nariz y llega hasta tus pulmones y como tu cuerpo se relaja con solo concentrarte en esta acción tan completa como lo es respirar.

2. Respétate

Cuando entiendes que tu cuerpo eres tú, empiezas a tratarlo con respeto, amor y consideración. ¿Qué quiere decir esto? Que ya no continuas haciendo un ejercicio si te duele, aunque el instructor te diga que lo hagas, que tomas pausas cuando estás cansado, que te escuchas y actúas en consecuencia, es importante que siempre escuches tu cuerpo, el te envía avisos para que le cuides.

Cuando comprendes que tu cuerpo y tu mente son uno, logras la armonía entre ambos y respetas que son tu SER.

3.Confía en tu organismo

Tu cerebro es maravilloso, en su complejidad siempre te envía mensajes sencillos para cuidarte. Él busca que tú hagas todo lo que haces de manera rápida y eficiente. Muchas veces no confiamos en que en nuestro organismo ya está todo lo que necesitamos para mejorar, escúchalo, cree en él, no te miente…verás como te envía miles de mensajes para que tomes acción y  cuides de ti siempre.

4.Busca experiencias en donde te sientas feliz en tu cuerpo

Cualquier actividad que te haga sentir feliz y agradecido logrará que te aceptes y ames tu cuerpo, hazlo de forma consciente. Algo tan simple como respirar profundamente, salir a caminar, estirarse, cantar, reír,  etc puede funcionar.

Identifica esas actividades y asegúrate de hacer al menos una cada día. Así vas a disfrutar más y más estar en ti. Hazlo conectando tu mente con tu cuerpo, haz una experiencia única cada actividad que realizas con tu cuerpo.

Utilizando estas 4 estrategias ya mismo vas a empezar a sentirte más conectado en todo lo que haces, armonizando cuerpo y mente.  Pruébalas y cuéntame en los comentarios cómo te fue.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *