LA INTENCIÓN DE MI INSPIRACIÓN

La mayoría de las personas viven el día a día pensando y aceptando lo que creen es su realidad diciéndose: “bueno … esto es lo que me tocó vivir o quizás hasta sobrevivir”,  pero… tú te has preguntado ¿mi vida tiene una intención? ¿puedo tener y vivir con inspiración?

Durante mucho tiempo y quizás desde pequeños hemos caminado pisando huellas que personas antes que nosotros pisaron y continuamos la misma ruta o sendero, sin embargo, a pesar de que ese trayecto que otros vivieron fue el que marcó y configuró sus vidas tanto en éxitos como fracasos, no necesariamente debe ser nuestro camino, nuestra vida, a menos, que eso sea lo que elijas para ti.

Cada ser humano existe por una intención, ¿conoces la tuya?, pues si aún no la has encontrado lo ideal es que busques hasta hallar en ti aquello que te inspire a ser feliz, a sentir esa tenacidad, esa profunda fuerza, alegría, lo que te inspira a soñar, lo que te hace sentir imparable.

Cuando defines tu inspiración para vivir, entonces encuentras la intención de tu existir, y es así que cada cosa que pienses, sientas, digas y hagas tendrá una intención que satisface tu inspiración por vivir.

Encuentras la armonía y equilibrio en tu vida.

La intencionalidad surge del razocinio y la inspiración del sentimiento o emociones, con esto quiero decir que si logras definir claramente las emociones que te impulsan puedes encontrar intención en todo lo que haces, sea en tu trabajo, relaciones, familia, etcétera.

¿Te gusta compartir con las personas, hablar, escuchar a otros?, ¿eso te genera satisfacción y felicidad?, entonces dale intención a esa emoción y en tus relaciones en el trabajo, con tus colegas, clientes, jefes disfruta y actúa con intencionalidad cada momento que compartes con ellos.

Algo que tenemos claro los seres humanos es que el brindar valor a otras personas, hacer que se sientan bien nos proporciona gran satisfacción. Descubre tus fortalezas individuales y cómo poner al servicio de otras personas tus fortalezas ganas felicidad para ti y le brindas a los demás una inspiración y motivos para continuar sus vidas con intención.

Que tu inspiración sea tu intención de vivir y que tu intención de vida inspire a otros a vivir con inspiración.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *