¿Para qué un COACH?

La gran mayoría de las personas desean mejorar en algún aspecto de su vida; sin embargo, a pesar de todos sus esfuerzos y deseos identifica que por sí mismos no logran alcanzar las metas y sueños tan anhelados, pues requieren de una guía más individualizada, es ahí cuando el Coach o entrenador entra en acción.

Actualmente, encuentras profesionales que ejercen el Coaching con el objetivo de ayudar a las personas en esa clarificación y logro de objetivos, no obstante, una especialidad del Coaching es el Coaching Integral quien te ayuda a desarrollar tú SER y tus intereses profesionales.

El Coaching Integral como modelo conformado por más de 15 disciplinas, logra que se genere una mayor comprensión del ser humano, un acercamiento con y hacia  el SER y la esencia que configura al individuo, además proporciona el entendimiento del ¿por qué? las personas hacen lo que hacen, es decir,  permite vislumbrar la conexión entre mente, cuerpo, lenguaje, emociones, espiritualidad y energía, que en definitiva es lo que rige a todo individuo.

Viajando a la Antigua Grecia, Sócrates y su metodología mayéutica, estableció  que el ser humano tiene la capacidad de dar solución a sus problemas al plantearse preguntas hábiles, ya que logran iluminar el entendimiento, siendo que el conocimiento y el autodominio permiten restaurar la relación entre el ser humano y la naturaleza; y es precisamente lo que el profesional en Coaching Integral realiza por medio de la creación de preguntas poderosas, esclarecer  al individuo para que por sí mismo localice y haga uso de sus recursos potenciadores.

El ser humano es integral, por lo tanto el ejercer la profesión de Coaching Integral permite ayudar al coachee  a  encontrar sus propias soluciones, aquellas que necesita en los diferentes aspectos de su vida, proporcionándole las herramientas para que logre dominar su Ser, y con ello tenga una visión diferente  que le permita accesar a la toma de acciones distintas y conquiste los resultados que nunca antes había podido alcanzar por sí mismo, esto se logra al propiciar que la persona aproveche lo mejor de sí mismo al  facilitar escenarios, crear vínculos y establecer relaciones sólidas, de lealtad y aprecio.

Cuando una persona intenta poner en práctica un método, recomendación o sugerencia ajena, muchas veces se enfrenta a hacer cosas que no le agradan o no está en capacidad de realizarlas, a diferencia de otras profesiones, el Coach Integral no aporta soluciones u opiniones desde su propia experiencia o “mapa” de vida, sino que gracias a la metodología motiva al coachee a encontrar en sí mismo las respuestas que necesita para resolver su “asunto”, con lo que se garantiza que haya una conexión del mismo coachee con sus propios recursos y capacidades, así como el desarrollo de la capacidad personal para aprender de sí mismo y de modificar la realidad que vive, siente y ve, por medio del conocimiento del SER, del YO, cambiar las perspectivas y descubrir el nuevo mundo que siempre ha estado a su disposición es una de las gratificaciones que el coachee descubre y alcanza.

Bajo esta perspectiva, en la actualidad se ha generado un apogeo hacia el Coaching Integral como opción para ser desarrollada como profesión, siendo la constante la gran demanda  que las personas y las organizaciones exigen para ser mayormente competitivos ante los entornos en los cuales se relacionan diariamente.  

Tanto las empresas como las personas, necesitan mantener altos estándares en los niveles de rendimiento, pero para ello no poseen suficientes recursos (humano, material y económico); no obstante, esto no puede ser un justificante para no continuar siendo competitivos y adaptables a los constantes cambios, es por lo tanto que la creatividad e innovación surgen, al reconocer que se deben modificar procesos para maximizar los recursos existentes; sin embargo, a menos que se logre cambiar los estados mentales, creencias y valores del recurso que ejecuta tales procesos de innovación, los resultados serán los mismos.

La capacidad de identificar que mediante las herramientas y técnicas utilizadas hasta ese momento, no permite avanzar y mantiene los mismos resultados, genera la motivación que como seres de retos y en su estado primitivo de evolución le impulsa a una constante búsqueda de nuevos aprendizajes y oportunidades que otorguen efectos duraderos y no solamente superficiales, siendo que por medio del Coaching Integral alcanza descubrir y satisfacer los efectos anhelados.

Einstein decía: “No podemos resolver los problemas en el mismo nivel de pensamiento en el cual fueron creados”, lo que ratifica que debemos modificar los moldes mentales. Es por lo anterior, que las personas en la actualidad, son más conscientes que para alcanzar las metas y objetivos tanto personales como organizacionales y  que éstos se extiendan en el tiempo,  requieren de manera imperativa comprender el YO, y con ello potenciar sus capacidades al lograr identificar aquellas situaciones, pensamientos y creencias que obstaculizan el desarrollo de sus habilidades y por tanto reconocer  y tomar acciones concretas para transformar las limitaciones que perjudican su progreso y reducen las posibilidades de concretar sus sueños.

Actualmente la sociedad está avanzando hacia una vida con trascendencia, con sentido hacia el logro de objetivos desde estados conscientes, comprendiendo el subconsciente y la modulación que éste provoca en el individuo. Es por ello que ante una sociedad que se abre a nuevas oportunidades de mejora con el fin de alcanzar sus metas personales y profesionales, el Coaching Integral está en la posibilidad de facilitar la capacidad de acción efectiva de la persona que requiere de sus servicios, sea mejorar en las organizaciones situaciones de comunicación, trabajo en equipo, productividad, desarrollo de cultura y clima organizacional basados en  valores fundamentales, etcétera; o en vida personal como mejorar sus relaciones, cumplimiento de metas, autoconocimiento y modelación de  estados emocionales  que propicien una vida funcional en el logro de objetivos entre otros. En general, el Coaching Integral es una guía y apoyo para que el coachee sea su propio diseñador y co-creador de su vida.

Finalmente, ejercer la profesión del Coaching Integral es un honor y un privilegio acompañado de una gran responsabilidad, ya que el coachee confía completamente en el profesional para que le ayude y guíe en su proceso de transformación personal hacia estados mentales potenciadores, que le otorguen capacidades claras de toma de decisiones para proceder a realizar acciones concretas que generen cambios definitivos en la consecución de su realización personal y desarrollo profesional, es decir, su objetivo es que el Coach Integral le ayude a plantearse qué quiere llegar a ser, desde el presente hacia el futuro, y con ello construir su realidad desde la transformación personal, el desarrollo profesional y su expansión laboral.

Te motivo a iniciar el entrenamiento de tu vida, por medio de la transformación de tu SER.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *